Una mejor Libertad

Yo creo en las ideas y en una mejor libertad. Creo que existe más de lo que vemos. Creo que es importante usar lo que tenemos y compartir. Creo que es importante mirar, hacer después, soñar y no dejar pasar. Ahí la libertad de tomar un hilo fijo. Ahí la libertad de pensar, la libertad de elegir la vida. Elegir la verdad, y por la verdad ser realmente libres. No efimeramente, sino libres.

Pienso y añoro el momento, vivo y creo en el tiempo y creo que Dios nos da el tiempo y nos da ideas, nos da razones, caminos, nos da formas de encontrar y elegir la libertad. Nos deja mirar el suelo para querer el volar, nos deja mirarlo a los ojos si queremos. Y nos permite pedir y soñar. Hasta nos deja crear.

Hay que hablar de todo.

Paráfrasis y cadencia. El mar, una colina tiznada. Malabares y coincidencias y figuras repetitivas al mismo son, ritmo de pasos, pasos y pasos acercándose lentos entre tumulto de arena que cubre manglares y acechan las costas lejanas del mar. Una figura errante difuminada y borrosa, un peña borrascosa y un sombrero, te adornan.

me acuerdo del verde muzgo que oprime las rocas, me acuerdo de tu figura blanca, tu vestido holgado ondeandose como la mar se ondea en luna llena. y era verdad que en desierto no cabía tal escenario hermoso, pero tu así lo hacías, cambiabas matorrales por palmeras y sequedad por agua y mar continuo.

Cruje la madera cuando te reclinas sobre ella, a veces hay termitas a dentro o a veces no hay nada, a veces me sobra sentimiento y a veces me falta. A veces me sienta bien el silencio, a veces me sobran las palabras. A veces se me olvida que pienso y continuo como si nada. Vagando, esperando, vagando. Me olvido que existen las plumas, me olvido de los perfumes, de las palabras, todo por la opaca cotidianidad del suelo de esta tierra.

No me gusta el suelo de esta tierra, me gustan sus habitantes, pero no me gustan sus alrededores, no me gustan los planetas orbitantes en  un sol sin fuego, entes muertos, mentes vacías, miedo al progreso.  Y aquí uno como puede se hecha agua, emigra a manantiales temporales, pero esos se acaban. Sigue escribiendo mejor entre lo que raya el alba. Anhelo mi otra vida sola donde escribo sin miedo, y donde me apunta el destino hacia otras maravillas inquietas, extraño mis cuentos, mantenerme despierto.

Bailas sin moverte al ritmo de una canción bailarezca, continuas tu travesía por el mar y te topas conmigo en una emulsión de palabras y acordes, en un viaje, en una flor, en un verso en una servilleta. Pero al realidad es otra que entre distancia y distancia, derrepente me acuerdo que me gusta la idea de ti, y tus palabras y que estaría muy bien conocerte de nuevo.

Hoy

Hoy colgué nuevos cuadros porque lo necesitaba, era cosa de cinta. De escuchar a perota, de alguien sola, incauta y extinta. Me tomé dos chamitos a los cuales les cambié el nombre, y leí sobre la imagen y la narrativa, sobre la historia y el bombardeo, sobre el cambio, las expectativas y la dramaturgia.

Meramente expresión

(poesía de colaboración)

¿Sonamos? ¿Bailamos? ¿Hacemos cuentas inútiles en terrenos olvidados?

Tierna piel de crecientes desvelos
Que se encarama, que anochece sin ti
Yace en labios sedientos, penetra miradas inciertas
Busca manantiales secos, se pierde en mudas vistas
Tocando y sintiendo ciegamente el contorno de su sueño
Vagando timidamente la orilla de su pensamiento, y en el, y por el
secretando pasion desaforada, el reflejo lo encuentra
Desaforando secretos pasionales, la luna lamenta
El no renocer su pasado y sufrir la eterna mañana
se destila en el pálido color naranja, muere ahogada en hilos de luz
Templada y al mismo tiempo arrogante, flaquea solo al tórrido resplandor.
¿Miras? ¿sientes? que prístino baile enmudeció tu luna resplandeciente.
Pasos seguidos de ternura, ya no existe atadura alguna que me impida desdoblarte, convertido en pizca de color deshinibicion.
Teniendo en cuenta tus afirmntes revelaciones te señalo dudas de lo que ves y juzgas, tomando tus frases enjauladas transformas el sufrir perezoso en dicha ligera.
Que tus ojos ya no enciendan el azul a primavera, y que en bordes sigilosos no se queden como quieran, dudo tanto, duermo poco, pero sostengo libertades que en vano hallé despiertas.
Terminando por el inicio y señalando lo que aun mas te gusta es como mantengo el hedor penetrante sufrido de tu despedida
No quiero despertar, no hay sonar tan agudo que perturbe mi ignorante y pueril ilusión.
Si algo apesta ven conmigo, igual hayamos campos de lavanda do enjugar aromas fétidos por grata memoria, igual y te quedas, igual y me olvidas.
Sabes identificar lo que la libertad te muestra y no demoras en expresarlo, tomo la mano que se extiende sigilosa llena de fe, la guardo y sin apretarla demasiado puedo volver sin temor ni represalia alguna.
te disfrazas en blanco, te escondes en guantes de látex, si vieran dentro, el alma, el sentimiento, si vieran que das a luz millones de anémonas de colores que vuelan a vuelos inciertos. Pero te escondes a sabiendas que eres un misterio hermoso. volverás completa.
Te delata la honrades de tus actuaciones, tantos tonos y rectas curvuosidades te sientan bien y no temo a que mires esos colores, los mismos que llenan tus pulmones saciados de oxígeno, ese misterio te combina, es la idea de tu mente que fascina.
sonrojas al debil, intimidas al fuerte, sonrisas al creativo, incertidumbre al esceptico, la afirmacion es tu unica opcion
Sabes leer entres mi líneas, sabes desatar mi espalda del cauce del rio al que estaba atado. Sabes mirar.
El observarte hasta las entrañas y rconocer la musica que te forma es lo que me permite dirigirte acechantes flashasos de purpuras y moretones.
Me sacaste tres sonrisas y dos te presto, una la cultivo y media la siembro. Si tu me miras, me siento acorde, y es evitable, mas algo torpe no danzar al ritmo del obturador de tus ojos, no bailar el contrapunto de tus golpes.
Fascinante redaccion de la coreografia de tus rapidos pensamientos, agradecidos los que tienen la oportunidad, infinita dicha de conocer lo que tu corazon aporta al delicado y singular y tenue y paralitico y sosegante pieza de tinta y una servilleta mordida entre mis manos
te conozco más en tu delirio que en tu cordura.. Me gusta saber que puedes mirar bailar a mis pensamientos, me agrada saber que bailamos ese mismo tango. marca entre tus dedos esos bordes de papel, mancha esa tinta, que se fusionen. Siento que puedo mirarte
Te rodeo sin saber realmente tu padecer, confiandote mis brazos y rogandote seas tu mismo, fidelidad a tus pasos y negado rastreo de mi camino, refiero tus ideas compartir a kilometros de tela y seda lista para pintarse en pared y en mitad de la noche
No queda mas que despedir a tus miedos y permitirle entrar al sol de tu querer, los numeros tatuados en lugares sensuales se perciben estrechos al recordarle, lo que puedes ver es sustentable a variacion, no por indesicion si no por pura elegancia y satisfaccion
Existen ideas en tu corte capilar, existen verdades en tus pupilas, que me dejan entenderte, que me hicieron ver, que en tu arte y en tu pensar, quiero conocer por siempre ese misterio. Quiero ajustarme a ese azul incandescente, quiero que tus brazos no me suelten, componer un canto a tu quimera, a tu mente que es tu enredadera
No queda mas que despedir a tus miedos y permitirle entrar al sol de tu querer, los numeros tatuados en lugares sensuales se perciben estrechos al recordarle, lo que puedes ver es sustentable a variacion, no por indesicion si no por pura elegancia y satisfaccion
mis miedos se están diluyendo como tinta húmeda, y regalo mis ojos a ese sol que me narran tus labios, abro la bóveda de mis tatuados espamos de ilusión, a la concreta alegría se saberte aunque sea, un poco para mí. Quiero seguir cambiando las faces de la luna.
Lo que tu frente dicta al mundo llena de energia el corazon, salientes sonrisas llenas de bermellon, pestanas discretas que se unen una a la otra para demostrarse asi de cerca sin mas que union, su fragante belleza
roce de literatura, halago, paz, felicidad segmentada.

Todos los días el mismo martirio

Todo los días el mismo dulce martirio de levantarme vivo, de mirar a la ventana y ver que hay sol. Todos los días la misma coincidencia de que el perro ladra fuerte, las aves comen sus croquetas, a lado pasan autos muy temprano y el señor de los elotes gritan sin remordimiento: Elooooteeees, Eloooooooteeees.

Todos los días las mismas ganas de trascender, de crear algo importante, Todos los días el mismo pesado martirio de pensar, de redactar en mi mente y que estas letras no se hagan vivas o reales en una superficie legible. Todos los días el mismo martirio de perder ideas, sueños, puntos vivos.

Todos los días el mismo martirio de que no se pueda escribir bajo la ducha, que el papel se moje, que la tinta no siga.

Todos los días pensar en que perdí oportunidades al no anotar ideas…

Todos los días ese bellísimo martirio, esa alegría, de soñar, inspirarse a diario, perderlo para si, dejarlo intacto en el inconsciente y seguir viviendo como si nada.

Una mejor Libertad

Yo creo en las ideas y en una mejor libertad. Creo que existe más de lo que vemos. Creo que es importante usar lo que tenemos y compartir. Creo que es importante mirar, hacer después, soñar y no dejar pasar. Ahí la libertad de tomar un hilo fijo. Ahí la libertad de pensar, la libertad de elegir la vida. Elegir la verdad, y por la verdad ser realmente libres. No efimeramente, sino libres.

Pienso y añoro el momento, vivo y creo en el tiempo y creo que Dios nos da el tiempo y nos da ideas, nos da razones, caminos, nos da formas de encontrar y elegir la libertad. Nos deja mirar el suelo para querer el volar, nos deja mirarlo a los ojos si queremos. Y nos permite pedir y soñar. Hasta nos deja crear.